La casa y el mar I

febrero 20, 2010

He vivido en el centro de Madrid muchos años, y ahora en el “centro” de Manhattan. Para mi, en las ciudades grandes hay que vivir en el centro, para vivir en las afueras me voy a un pueblecito. No me gustan mucho las zonas nuevas llenas de edificios todos iguales y nuevos, pisos todos iguales y nuevos, con parques todos iguales, y, tan nuevos, y carritos de bebés todos iguales y muy nuevos. Hasta las familias me parecen iguales y nuevas, como si les acabaran de quitar el celofán… Aunque, a saber, tal y como están las cosas, puedo acabar así también, igual y nueva…

Pero como soñar es tan barato (aunque crea tantas necesidades), os presento una de mis casas modelos: la casa de Consuelo Castiglioni (fundadora de Marni) y su marido Gianni en Formentera.

Casa Consuelo y Gianni Castiglione. En esta foto, Consuelo Castiglioni.

Me convenzo con que no debe ser muy caro hacer una casa así: en realidad es de cal blanca, sin grandes pretensiones. Me encantaría una finquita, a mi gori le encanta el vino y cocinar (jeje), así que me imagino que tenemos unas viñitas para hacer vino casero, aunque vaya a estar inbebible, y una huertita…

Casa de Consuelo y Gianni Castiglioni.

Una de las cosas por las que esta casa es de mis favorita, es por cómo mezcla los  estilos. Muebles tipo marroquí, asia y de los años 50 daneses. Además es bonita sin pretensiones, una casa en la que no tienes miedo de vivir por lo decoradísima que está. Me encanta que tenga mucho espacio para estar con amigos. Si no vamos a vivir al medio de la nada, al menos que nos vengan a ver mucho, y organizar cosas en casa con amigos y familia.

Casa de Consuelo y Gianni Castiglioni.

La escalera es totalmente Marni ¿verdad? los espacios curvos que utilizan en las tiendas y en los percheros. Me gusta que la casa se abra completamente por un lado y por el otro, y que haya mucho espacio libre, mucho “aire”. Me imagino las puertas con enormes cerrojos como de cuadra o de finca muy rústica, oxidados y viejos. Los suelos también de cal y muchos kilims sobrepuestos para dar color sobre el blanco grisaceo que domina.

Casa de Consuelo y Gianni Castiglioni.

Me gusta mucho que el porche tenga el techo de paja, pero no sé cómo responderá a lluvias o tormentas… Igual cambiaría eso, por mucho que me guste , por tejas pintadas de blanco y madera vieja debajo. La mayoría de los muebles son traídos de Marruecos, antigüedades sin mucho restaurado para conseguir el toque “hippie chic” que Consuelo quería dar a la casa.

Las sillas parecen de Hans Wegner, muy bien mezclado con la mesa de carpintero. Lo que no debe ser fácil de encontrar, son las ventanas, puertas, persianas… ya antiguas. Igual si vas a una finca que vayan a tirar, se puede intentar comprar toda la madera de la casa y utilizarla también para las vigas. No tengo idea ni de carpintería ni arquitectura, todo será encontrar un buen prescriptor en la materia.

Casa de Consuelo y Gianni Castiglioni.

Otra vista del porche. La que aparece en la foto es Carolina, hija del matrimonio. Una amiga mia, cuando le enseñé la casa, me decía que lo difícil de una casa así, es decorarla… Sí, supongo, pero a mí es que ¡es lo que más me puede apetecer! Ir comprando cosas en sitios donde vayas, sin ni pensar dónde colocarlas, y luego, pues eso, una una cuna acaba siendo el sitio los cojines…

Casa de Consuelo y Gianni Castiglioni.

Esta preciosa cama es Javanesa, y las vasijas marroquíes. Encontrar una cama tan bonita, no sé yo sí será fácil, ni barato…

Casa de Consuelo y Gianni Castiglioni.

La cocina ultramoderna contrasta con la casa brutalmente ¡y queda bien!, yo sin haberlo visto así, hubiera elegido una cocina de obra también, pero la verdad, es que así se rompe un poco y no te aburres de todo tan de cal. Además, al cocinillas de casa le gusta más este tipo. Ellos siempre tan prácticos… El enorme fregadero sí que es de cal, y con los grifos de cobre en la pared, que no pegan nada con el resto plateado, y eso incluso le da un encanto de no rebuscado o cursi. Una buena idea es que la cocina esté un par de escalones por debajo del resto, separando más la zona de trabajo del salón.

Las estanterías de obra me encantan, y tenerlo todo visto. Y las herramientas más feas, ponerlas en cajas de mimbre o de madera de las típicas de naranjas o verduras en los estantes más bajos. La verdad es que mi cocina de IKEA es igualita, otro punto positivo más, seguro que es más barato una ya prefabricada que hacerla, y si con los años quieres cambiar, no tienes problema. Me gusta el marrón de la la pared de la estantería, pero, como estoy últimamente con el turquesa, igual lo pintaría de una mezcla gris y turquesa… precisamente pintar es lo más fácil, y lo mejor es que siempre se puede cambiar de color.

El cabecero de la cama es de Phuket, con lo poco que me gustan los muebles orientales, este es el tipo que sí me gusta. Muebles negros y rojos lacados: no. Maderas antiguas talladas con mil detalles: sí. Las cortinas en los armarios, para el día a día no debe ser lo más cómodo ni limpio del mundo, pero me gusta la idea para un cuarto de invitados (o casita de invitados, otro post habrá, que me encantan las casitas a parte). Lo que sí cambiaba, es que ya pondría otro tipo de telas, porque para una casa de vacaciones está bien, pero, no para una casa para todo el año… Ya os presentaré diseñadores de telas más adelante.

Casa de Consuelo y Gianni Castiglioni.

Me encanta esta bañera, tipo la de mármol de Joseph Diran que me gusta (más adelante también os lo presento), aunque para este tipo de casa, le pega así más. A no ser que ya en el baño sí que se le meta algo de mármol, y  quede un poco menos hip. Lo que sí que echo de menos es ventana a la altura de la bañera, para darse un baño (sólo uno de vez en cuando, aunque me parezca un derroche de agua, es un lujito…), y tener una buena vista.

Casa de Consuelo y Gianni Castiglioni.

Y la zona lounge, que en la primera foto se ve corresponde a la parte de arriba. Una zona más pequeña, más acogedora que la piscina para después de cenar, por ejemplo.

No tengo los nombres del fotógrafo ni de donde encontré las fotos, las recopilé hacie tiempo creo que de varias webs. En el libro de ‘Vogue Living’ del que ya os he hablado, también tenéis fotos.

Bueno, espero que os haya gustado tanto como a mi, no lo enseñéis mucho que nos quitan la idea, ¡guardad el  secreto, y hasta el próximo post!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: